Cómo instalar un cargador de coche eléctrico

SECTOR ELÉCTRICO SUMINISTRO

Descubre paso por paso como instalar un cargador eléctrico en casa para tu vehículo, sus ventajas y todos los tipos de cargadores disponibles en el mercado.

 

La movilidad sostenible se ha convertido en una alternativa para cada vez más personas. La subida del precio de la gasolina y el diésel es una de las razones por las que España cerró el 2021 con récord en venta de coches eléctricos. Si ya dispones de un coche eléctrico o estás pensando en adquirir uno próximamente y te gustaría conocer las ventajas y los pasos a seguir para instalar un cargador para coche eléctrico [PDF] en tu hogar, te lo contamos a continuación.

 

Ilustración de instalación de punto de recarga de coche eléctrico
 

Ventajas de tener punto de carga en casa frente a recargar en una estación

 

Tener un punto de recarga en casa es muy conveniente.  A diferencia de cargarlo fuera, ahorrarás dinero y tiempo, seguirás respetando y cuidando el medio ambiente gracias a su sostenibilidad y te dará la seguridad de controlar tu consumo y cuidar la batería del vehículo. Estas son las cuatro principales ventajas de tener un cargador en casa:

 

•    Tranquilidad: Contarás con la tranquilidad de tener un punto de carga al que acudir.
•    Seguridad: Te asegurarás de tener siempre enchufado el vehículo a la corriente el tiempo necesario para una carga óptima y protegerás la batería en el improbable caso de producirse un sobrecalentamiento, una desconexión imprevista o la rotura del cable de carga. De este modo, se aseguran las máximas condiciones de seguridad durante todo el proceso de carga, protegiendo la instalación eléctrica de la vivienda y al propio vehículo.
•    Comodidad: Los puntos de recargas smart (por ejemplo, wallbox) permiten programar las horas de carga para poder beneficiarte de la tarifa que más se adapte a tus necesidades y podrás utilizar el cable de carga integrado en cada equipo sin tener que utilizar la carga ocasional que te facilita el fabricante.
•    Velocidad: Podrás elegir el contador que más se adapte a tu hogar y a tu vehículo y escoger la potencia que minimice los tiempos de carga.
•    Ahorro: Aunque la inversión sea mayor en un inicio, a la larga no tendrás que pagar más dinero, ni perder más tiempo en las estaciones de recarga ni en las electrolineras.

 

Ahora que ya conoces todas las ventajas de tener un punto de carga en casa, te preguntarás cómo instalarlo y que trámites se deben realizar. A continuación, te explicamos paso a paso cómo conseguir tu punto de carga en casa.

 

 

Pasos para instalar punto de carga de coche eléctrico

 

 

Si estás pensando en instalar un punto de recarga para tu coche eléctrico y no sabes por dónde empezar, estos son los pasos que tendrás que realizar para instalar tu punto de carga [PDF] en casa:


•    Paso 1: Contacta con un instalador de tu confianza para que realice un estudio sobre tu instalación óptima, tipo de enchufe, potencia de cargadores y adaptación del espacio, y que, además, se encargará de las gestiones técnico-administrativas en el caso que fuese preciso.
•    Paso 2: Un profesional se encargará de instalar el cargador para que puedas cargar tu vehículo eléctrico en casa.
•    Paso 3: En el caso de que sea necesario, realiza los trámites de cambio de tu contrato (por ejemplo: aumento de potencia).

 

Además, también tienes la opción de gestionar la instalación de tu punto de recarga a través de una comercializadora, ya que estas suelen ofrecer soluciones integrales. 

 

 

Tipos de instalación de cargadores de coche eléctrico

 

 

A la hora de realizar la conexión de los puntos de recarga puede haber diferentes tipos de instalación de cargadores de coche eléctrico, dependiendo de las características de las instalaciones particulares:

 

En tu vivienda unifamiliar

 

Es sin duda una de las formas más sencillas y optimizadas. Si resides en una vivienda unifamiliar, puedes elegir situarlo fuera de esta o en el interior del garaje. La instalación se añadirá al circuito adicional desde el cuadro de la vivienda y la inversión es más accesible.

 

En tu garaje comunitario

 

Es el caso más habitual en España. Existen principalmente dos tipos de configuración dependiendo de donde se encuentre el garaje. Para instalar un punto de recarga para coche eléctrico en un garaje comunitario situado en tu vivienda, se enlazará tu punto de carga al contador. Según la ley de propiedad horizontal, ya no es necesaria la autorización de tu comunidad, solo tendrás que informar de la instalación que se va a realizar. La conexión individual del punto de recarga se realizará desde el contador de la vivienda, lo que implica que será el mismo contrato que la vivienda. Es decir, los costes asociados a la instalación del cargador y de su uso van a tu cargo. También es posible la conexión colectiva (recarga independiente del contrato de la vivienda), donde un punto de recarga está pensado para ser utilizado para varios clientes. En el caso de que el garaje esté situado en una propiedad diferente, tendrás que solicitar a la distribuidora un nuevo punto de suministro, con otro contador y otro contrato.

 

En el parking del trabajo

 

Cada vez es más habitual ver empresas que permiten a sus empleados recargar su coche en el parking de la oficina. Es una alternativa barata y sostenible. Un técnico se desplazará hasta el lugar para asesorarte y realizar un servicio a medida teniendo en cuenta el lugar de la instalación y las necesidades de tu vehículo.

 

Siempre que se precisa de un técnico para realizar una instalación, se tiende a pensar más en su coste o en la subida de la factura. Pero, como los vehículos eléctricos cumplen las normativas y propuestas internacionales para cuidar del medio ambiente, muchos organismos oficiales (comunidades autónomas, ayuntamientos, etc) apoyan su compra con ayudas y descuentos.

 

 

Costes y ayudas para la instalación de puntos de carga

 

 

Las ayudas públicas a la compra de vehículos eléctricos como las contempladas en el plan Moves III  o el Plan Renove , incluyen tanto a los puntos de recarga como a los vehículos eléctricos. Estas ayudas rondan el 30% y el 40% de los costes subvencionables. Las ayudas para particulares, autónomos y para la administración sin actividad económica pueden ser de hasta un 80% del coste subvencionable. Y en el caso de las empresas o entes públicos con actividad económica, la ayuda puede ascender hasta un 60% del coste subvencionable.

 

Para instalar un punto de carga en tu hogar y poder beneficiarte de sus ventajas, es necesario conocer qué tipo de cargador es el indicado entre todos los existentes en el mercado, para cubrir tus necesidades y proteger la batería de tu vehículo. 

 

 

¿Qué tipos de punto de recarga y conector elegir para tu vehículo eléctrico?

 

 

Antes de solicitar la instalación, debes tener claro qué punto de recarga quieres elegir y el tipo de conector que tiene tu coche eléctrico. En resumen, existen dos tipos de puntos de recarga: (1) los que son smart y (2) los que no son smart.

 

Los que son smart son más conocidos como wallbox. La gran ventaja de estos cargadores de pared es poder programar de manera remota la duración de recarga de tu coche. Ellos también permiten cargar tu vehículo a través de corriente alterna en Modo 3, que emplea un correcto mantenimiento de las baterías del vehículo. Además, te ofrecen seguridad en la instalación eléctrica, ya que cuenta con todo el equipo de protección para garantizar la máxima seguridad y ajustarse a la potencia que necesita el coche eléctrico. El punto de recarga puede variar la intensidad de carga hasta 22 kW, pudiendo reducirla cuando hay muchos equipos eléctricos conectados.

 

Por otro lado, también debes considerar qué tipo de conector elegir para tu punto de recarga. Sin embargo, para decidirlo, debes tener en cuenta el tipo de conector de tu vehículo eléctrico. Estos son los cinco tipos más habituales:

 

•    MeConector Tipo 2 o nnekes: Es la alternativa más frecuente en Europa. Dispone de 7 botones y puede soportar 44 kW de potencia y 63 amperios en cargas trifásicas para carga rápida.
•    Conector único combinado (CCS): También conocido como Combo2, se trata de una alternativa para recargar en corriente continua. Está basado en el conector tipo 2-Mannekes, pero se le suman dos pines de potencia en la parte inferior. Hoy en día puede alcanzar los 50 kW de potencia.
•    Conector Schuko: la opción más básica, es el enchufe convencional de uso doméstico. Es compatible con todo tipo de vehículos y está dotado de dos bornas y un contacto adicional para la toma de tierra.
•    Conector Tipo 1: Más conocido como Japones o Yakazi, fue el primer tipo de conexión en emplearse para este cometido. No es el más común en nuestro continente.
•    CHAdeMO: Ofrece recarga rápida en corriente continua y el conector cuenta con diez botones, entre los que se incluye comunicación con el vehículo. Puede soportar hasta 200 amperios y hasta 65 kW de potencia. Permite la carga bidireccional, es decir, que podríamos convertir el coche en un suministrador de energía y volcarla a nuestro domicilio.

 

Ahora que ya conoces las ventajas, los tipos de cargadores y todo el proceso de la instalación, puedes ponerte en contacto con un técnico que analice tu caso para empezar a beneficiarte de tener un punto de carga en casa para tu vehículo eléctrico.

También te puede interesar

Electrificacion del consumo: ilustración de una casa con un enchufe gigante saliendo de ella

Plan de ahorro energético con la electrificación del consumo

Imagen de torres junto con unas placas solares y molinos de viento

¿Cómo conseguir la descarbonización del sector eléctrico?

Torre eléctrica enganchada a una casa

Cómo saber cuál es mi distribuidora eléctrica