Logros alcanzados

Helicóptero.

MEJORANDO POR TI CADA DÍA

En i-DE trabajamos de forma intensa y continuada para conseguir mejorar cada día nuestro servicio al cliente, la operación de la red y su fiabilidad. Para ello, introducimos las mejores prácticas en cada una de nuestras áreas de actividad.

El éxito de los siguientes proyectos y acciones es fruto de nuestro compromiso con la excelencia y el esfuerzo innovador que siempre nos ha caracterizado.

Más allá del proyecto STAR

A través del proyecto STAR (Sistema de Telegestión y Automatización de la Red), dotado con una inversión de 2.000 millones de euros, i-DE ha instalado más de 10,7 millones de contadores digitales y ha dotado de capacidades de telegestión y automatización a más de 99.000 centros de transformación.

Esta innovación nos permite ofrecer a nuestros clientes niveles de calidad de suministro superiores. Además, ponemos a su disposición a través de los canales digitales información más precisa y detallada sobre su consumo.

El requisito regulatorio de instalar contadores de telegestión incluía únicamente los suministros tipo 5 (menos de 15kW). Sin embargo, para incrementar la eficiencia en la lectura, la medida y los procesos que se apoyan en la telegestión, y en su vocación de orientación al cliente, i-DE ha añadido los siguientes objetivos:

  • Completar la telegestión en la red de baja tensión, sustituyendo los contadores tipo 4 (15-50kW) y tipo 3 alimentados en baja tensión (50-450kW) por contadores de telegestión.
  • Ampliar la telemedida a los clientes de la red de media tensión (tipo 3 alimentados en alta tensión), de forma que el 100% del parque quede telegestionado/telemedido, consiguiendo así dar cumplimiento a las necesidades de todos nuestros clientes en los distintos niveles de tensión.

Redes inteligentes.

Una vez completado este proyecto, nace STAR+, una iniciativa con un alcance temporal de cuatro años (2017-2020) que se centra en mejorar la red de baja tensión (BT). En el marco de este programa, trabajamos en el desarrollo de funcionalidades nuevas de mayor relevancia para optimizar la red de baja tensión, como la conectividad automática o la predicción de incidencias con la tecnología existente.

i-DE apuesta por convertirse en un Operador del Sistema de Distribución (Distribution System Operator) y, para ello, avanza en el desarrollo de tecnologías y sistemas que permitan gestionar los recursos energéticos distribuidos (principalmente baterías y plantas fotovoltaicas), así como realizar una gestión activa de la demanda.

Esto aportará a los clientes flexibilidad y control sobre su comportamiento en los escenarios futuros. Un escenario futuro que se ha simulado en la microrred del Campus Iberdrola, en Madrid. Las instalaciones constan de dos plantas fotovoltaicas, tres sistemas de almacenamiento de baterías y un sistema de control, sobre el que se han desarrollado las aplicaciones para el control basado en los servicios y casos de uso que aportarán a la red.

Mejora del 63% en la calidad del suministro

La calidad del suministro se traduce en la fiabilidad y seguridad en el servicio que prestamos a todos los clientes. Gracias a la renovación y a los trabajos de mantenimiento de la red, hemos reducido el número de incidencias y el tiempo de reposición del suministro.

La calidad del suministro se mide a través de dos indicadores principales:

  • TIEPI: es el tiempo de interrupción equivalente de la potencia instalada en media tensión, es decir, el tiempo medio que está sin suministro un cliente durante un año en España.
  • NIEPI: es el número de interrupciones equivalente de la potencia instalada en media tensión, es decir, el número de veces que se va la luz a cada cliente durante un año en España.

Ambos indicadores se han reducido más de un 60% en la última década. Así, el TIEPI ha pasado de situarse en más de dos horas a estar por debajo de una, mientras que el NIEPI ha bajado desde dos veces y media a cerca de una.

Operarios.

Facilitar la conexión de 18 GW renovables a la red del área de Iberdrola

Hasta el 31 de diciembre de 2018, i-DE ha contribuido a la conexión de un total de 41.633 instalaciones, que suman una potencia instalada de 18.267 MW y que en 2018 vertieron a la red 41.129 GWh.

Mejora de las pérdidas de red: lucha contra el fraude

El fraude eléctrico repercute de forma directa y significativa en el bolsillo de los clientes que pagan su factura, ya que también pagan lo que consumen los defraudadores de forma gratuita. Por otro lado, las conexiones ilegales a la red eléctrica y las manipulaciones de los contadores conllevan un elevado riesgo para la seguridad e integridad física de las personas, ya que se realizan al margen de la legalidad y de la normativa técnica vigente, sin los requisitos de seguridad necesarios. No hay que olvidar, además, que este tipo de fraude está recogido en el Código Penal y que puede constituir un delito.

En cumplimiento de las funciones y obligaciones de las normas que el sector eléctrico español establece, i-DE realiza labores de detección y regularización de situaciones de defraudación de fluido eléctrico. Somos capaces de detectar de forma muy precisa y eficiente el 100% de los casos de fraude utilizando tecnología de vanguardia.

Para poder combatir este problema, necesitamos de la implicación de toda la sociedad. En este sentido, puedes entrar en nuestra Área Clientes y comunicarnos cualquier presunta situación de fraude que hayas observado entrando en "Ayuda y contacto" y pinchando en "Denunciar fraude".

Mejora del conocimiento y posición tecnológica de i-DE

La trayectoria de i-DE en materia de I+D+i demuestra nuestro permanente interés por la innovación sin perder de vista el enfoque práctico y de mejora del servicio al cliente. El esfuerzo y dedicación de un equipo humano con alta cualificación técnica y la colaboración de nuestros socios habituales (universidades, centros tecnológicos y empresas nacionales) han permitido extraer valiosos resultados que, al implantarse en la red, han revertido en el cliente.

En Redes, trabajamos con la vista puesta en el futuro: avanzamos hacia la digitalización, las nuevas tecnologías y los nuevos servicios para nuestros clientes, así como hacia una nueva forma de diseñar, construir, explotar y mantener nuestros activos. La innovación es nuestra principal herramienta para hacer realidad de manera eficaz todos los retos que tenemos por delante.

Además, i-DE centra sus esfuerzos en la digitalización de cara a transformar la red convencional en una red inteligente, capaz de integrar de forma inteligente el comportamiento y las acciones de todos los clientes conectados a ella (generadores, consumidores y aquellos que realizan ambas acciones) para proporcionar un suministro de electricidad seguro, económico y sostenible. Esto permite al distribuidor ejercer plenamente el papel de Operador del Sistema de Distribución (DSO, por sus siglas en inglés).

Cuidado del medioambiente

La dimensión ambiental es un aspecto fundamental a la hora de diseñar, construir y mantener nuestras redes. i-DE trabaja en la reducción de los principales riesgos ambientales mediante la implementación de diversas medidas preventivas y de control, como la dotación de sistemas de recogida de aceite para prevenir posibles derrames de los transformadores, la identificación y corrección de posibles fugas de gas SF6, así como tratando la vegetación existente en el entorno de las redes para prevenir posibles incendios forestales.

También se realizan campañas de renovación de líneas eléctricas que permiten reducir el riesgo de electrocución de aves y garantizar la calidad del suministro.